El mundo de las Pop Ups

Hoy venimos a hablar de las retail design y de como ha cambiado el concepto espacio-tiempo en las últimas décadas. Parece que a raíz del auge que ha causado Internet, el mundo se ha acelerado, el comportamiento ha cambiado, la sociedad tiende a sintetizar las palabras a la mínima expresión, las relaciones humanas son rápidas e incluso los divorcios son exprés.  Nos hemos acostumbrado a la inmediatez, es algo que vivimos en nuestro día a día y esto también ha afectado directamente al comercio tradicional. Las ventas cada vez son más rápidas, pues se compra a clic de ratón, los productos rápidamente pasan a quedar obsoletos y hay tiendas que se instalan en un día para ser trasladadas o simplemente desaparecer en una semana. Estas últimas son conocidas como Pop Up Stores, lo que conocemos como tiendas efímeras, y de esto os vamos a hablar en el post de hoy.

 

Se trata de un concepto que llevas años en auge pero para entender bien de qué tratan las Pop Up Stores es inevitable conocer bien el concepto de retail design. El retail podría definirse a modo resumen como el encuentro entre el consumidor y el producto. Existen muchos tipos de encuentro, como por ejemplo la comunicación, pero lo que diferencia el retail design del resto es que se trata de un encuentro físico. Esto permite comunicar aquellos valores de marca adecuados a través de un espacio diseñado para llegar al consumidor, mediante los cinco sentidos, creando experiencias que permanezcan en su recuerdo. Las marcas, como las personas, tienen personalidad, carácter, valores e historia. Estos elementos pueden ser expresados de diversas maneras. Con el desarrollo y la innovación las marcas crean nuevos espacios en los que, mediante la creatividad y el diseño, redefinen y mantienen su imagen y sus valores como marca, generando en los consumidores nuevas experiencias  que ofrezcan la posibilidad de entender mejor la marca y de este modo generar una adhesión a esta.

 

El retail design se encuentra en un momento en el cual es muy complejo diferenciarse del resto, pues la globalización y los grandes avances tecnológicos proporcionan un sinfín de oportunidades y extiende un abanico de hábitos de consumo, pero al mismo tiempo se trata de un arma de doble filo, pues esto ha generado, entre otras cosas, una alta competitividad entre las marcas. Por este motivo se le ha atribuido un gran valor a la diferenciación en el punto de venta. Con las Pop Up Stores, el retail design se reinventa.

Estas tiendas efímeras pueden ser una opción muy válida, tanto para marcas líderes como para nuevas marcas que están empezando. Las Pop Up Store son una oportunidad de “comunicar diferente” mostrando así el producto de manera exclusiva. Las marcas buscan continuamente nuevas formas de vender, de reinventarse, por este motivo prueban con actividades paralelas, en este caso tiendas efímeras que permiten llevar a cabo acciones muy distintas que el cliente aprecia y valora positivamente. Pues en estos casos los usuarios asocian la marca con la experiencia transcurrida en su tiempo libre y una difusión cultural, al mismo tiempo que la marcas testean la recepción y el alcance de aquello que ofrecen. Además las grandes multinacionales ya consolidadas han aprovechado esta tendencia para generar branding, ya que, en este caso, es el objetivo que prima frente a las ventas, a través de estas estrategias de marketing experiencial. Así las Pop Up Stores ofrecen a las empresas una vía directa y eficaz para fidelizar a los clientes, hacer tangibles sus productos y poder hallar nuevos mercados.

Por otro lado este efímero servicio, fomenta que  marcas emergentes, nuevos diseñadores o pequeños artesanos que no tienen donde exponer sus ideas puedan darse a conocer de un modo asequible en las mejores zonas comerciales.

Es importante determinar qué tipo de experiencia física y emocional queremos que se establezca entre la pop up store y su público,  de ahí en adelante CREAR.

 

Hace ya unos años que cada vez más las marcas se están subiendo al carro de este concepto de tienda efímera. Un ejemplo es Sturbucks,  De zeen magazine mostró unas las imágenes realizadas por el fotógrafo Hiroshi Iwasaki y explica cómo el espacio crea una relación especial entre libros y café, dos aspectos importantes en la vida cotidiana. El hecho de implementar esta Pop Up Store tiene un motivo y una estrategia detrás. Había una preocupación latente por los clientes leales de la marca que visitaban Starbucks más de una vez a la semana por tomar espresso. Estos estaban disminuyendo a causa de la amplia gama de bebidas disponibles. Por este motivo la marca decidió volver a lo esencial y fortalecer su identidad de marca como distribuidor de café de alta calidad de la gama espresso Starbucks. De esta forma pensó que proporcionaría un vínculo con estos clientes fieles, así como con nuevos consumidores. Los 22 días que duró la Pop Up Store, además de alcanzar un gran reconocimiento de marca y un incremento de beneficios económicos, tuvo un gran alcance tanto por parte de los medios de comunicación como mediante el boca en boca, un factor clave del éxito.

 

 

Pop ups Store y Retail Design
Pop ups Store y Retail Design

La gran empresa sueca H&M tampoco dudó en recurrir a este concepto de espacio temporal. Durante dos días asentó una tienda a modo de contenedor en la misma playa, situada en la localidad costera de Scheveningen de la Haya. En esta tienda efímera puso a la venta toda una colección exclusiva de prendas playeras en tonos azules que combinaban perfectamente con el entorno natural en el que se encontraba, creando una fusión idónea. Con esta Pop Up Store H&M también quiso posicionarse como una empresa con alta responsabilidad social corporativa y contribuyó donando el 25% de los ingresos recaudados a WaterAid, una ONG internacional con la que acostumbra a colaborar. Esta suministra el acceso a agua potable, higiene y saneamiento en las comunidades más necesitadas del mundo.

 

Pop ups Store y Retail Design

El Popolo Pop-up Pizza es ejemplo de Pop Up Store gastronómica que aparece y desaparece pero de una forma itinerante como ya estamos muy acostumbrados a ver las conocidas “food trucks”. Este en concreto se creó de forma natural, originada por una necesidad, se trata de un contenedor de transporte transformado en una pizzería móvil, Del Popolo Pop-up Pizza. Este proyecto se emprendió en 2012. Podemos ver una declaración de diseño acompañada de un compromiso por lo artesano. Esta Pop Up Store cuenta con un horno de leña de 5.000 kilos traído especialmente desde Nápoles. Jon Darsky es el responsable de esta obra, pues quería emprender este negocio pero no halló una localización adecuada y apostó por este concepto ofreciendo sus pizzas en distintas áreas de San Francisco. Su filosofía consiste en luchar contra la producción masiva y su lema, aludiendo al nombre de su negocio, que el pueblo pueda disfrutar de una pizza rústica a buen precio acompañada de tal experiencia.

 

Pop Up Store y retail design

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies